11 ene. 2012

Bus Stop

Hola. Te escribo esto porque te echo de menos, porque desde hace tiempo ya no puedo parar de pensar en tus grandes y preciosos ojos, tus carnosos labios y esa sonrisilla que esbozas cuando te digo que te quiero.

Te lo escribo porque me gustaría poder decirtelo en este instante mientras te acaricio desde la cadera hasta el pecho con los dedos y contemplo como te quedas mirandome a los ojos.

Y es que te quiero, desde aquel primer beso que me diste justo antes de coger el autobús. Te quiero y no se de que manera decirtelo para dar rienda suelta a todos los sentimientos que tengo hacia ti, porque no conozco aun la manera de expresarlos con palabras. Ni siquiera con besos te puedo expresar lo micho que eres para mi y todo lo que te amo, llegandome a parecer el tiempo que te conozco una eternidad, como si fueses mi amada de toda la vida.

Una parte de mi te conoce ya, tal vez sea como en las películas en las que dos son almas gemelas y se acaban encontrando, no lo se, la verdad es que nunca he creído demasiado en esas cosas pero estando contigo creo que empiezo a creer que cada uno tiene un alma gemela, una media naranja que le complementa y a la cual puede amar con locura, como yo a ti.

Y no se cuanto durara todo esto, lo mismo acaba todo mañana, pero ahora mismo me conformo con sentirte conmigo, saber que tu también sientes algo parecido por mi y que estas dispuesta a compartir tu tiempo conmigo, mi amor, porque yo estoy dispuesto a compartir contigo toda mi vida, si me lo permites.

No te entretengo mas, mi amor, solo quería decirte eso, que te amo y que muchas gracias por darme todo esto, que te quiero y que muero de ganas por que llegue el fin de semana para poder estar contigo cogida de la cintura, oler tu pelo... De ti, me muero de ganas de ti entera.

Te quiero.

No hay comentarios: