18 oct. 2011

Feliz 15-O

Llegó el día que llevábamos esperando meses muchas personas en todo el mundo. El 15 de Octubre de 2011 será recordado por el comienzo de una gran revolución mundial, no me cabía la menor duda antes de que fuese y ahora que lo he vivido en mis propias carnes menos.

Me reencontraría con toda esa gente que me hizo soñar en la plaza del ayuntamiento de Granada (Plaza del Carmen), esa mezcla de gente que se unía por un cambio y que tanto revuelo montó. Sabía que también me encontraría con esos medios de desinformación que al día siguiente dirían que éramos cuatro gatos y todos perro-flautas... pero eso no era importante porque hoy día cualquiera puede informarse por si mismo, ver fotos y vídeos gracias a internet y darse cuenta de que eso no es así.

Y llegó el día. Eran las 6 de la tarde y yo me encontraba en la zona donde se había acordado el inicio de la manifestación y el lugar estaba atestado, tal y como sabía que iba a pasar. Gente de todas las edades, desde niños de teta que iban con su madre hasta ancianas que se tenían que mover en silla de ruedas. Gente de todos los aspectos, algunos con camisetas de adidas, otros con camisetas negras y pelo con rastas, para que engañarnos, también había perroflautas, pero eso debería dar igual, ni todos los que fuimos éramos perro-flautas ni de extrema izquierda (Como algunos quieren hacer creer).

No voy a olvidar nunca la sensación de unidad que teníamos todos andando en dirección a la plaza del ayuntamiento, pasando por la Gran Vía... inundandola de cantos de esperanza (Porque eso es esperanza, la esperanza de que todos juntos podemos cambiar esto) y de palmas, incluso de la música de dos batucadas que había por ahí.



Al pasar delante de la subdelegación de gobierno y de los bancos se escuchaba "Ahí está la cueva de Ali-baba" y todos señalábamos hacia ellos, son los que nos han llevado a esta situación y son los que deben arreglarla sin complicarnos a nosotros la vida... y si no queda más remedio que se nos complique, pero que se les complique a ellos antes. También se oían muchos otros cánticos como "Y si de esto va el tema, soy anti-sistema" aludiendo a la calificación que nos dan en las televisiones y grupos de derecha (Vease Intereconomía). Y entre todos los cánticos destacaba uno en concreto que a mi parecer es el que mejor define la globalidad del movimiento, por el que todos los habitantes del planeta deberíamos unirnos, para que no se nos recorte ni un solo derecho: "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste".

No somos un grupo de niñatos. No somos un grupo de extrema izquierda. No somos cuatro gatos. Somos millones de personas en todo el mundo con ideas políticas muy variadas que queremos nuestros derechos intactos ya que no hemos hecho nada para perderlos. Estamos indignados por el resurgimiento del "despotismo ilustrado" y su lema "Todo por el pueblo pero sin el pueblo". No nos hagáis usar métodos poco ortodoxos, el pueblo es el que tiene que tener el poder, no vosotros.

El pueblo no debería tener miedo a sus gobernantes, son estos últimos los que deberían temer al pueblo... y más ahora que este ha despertado.

No hay comentarios: