21 may. 2011

#AcampadaGranada y la #Spanishrevolution

Era cuestión de tiempo que esto pasase. Ciertamente he pensado mil maneras de tomarme esta entrada, no sé si alabar la organización que se tiene en la acampada de mi ciudad, si dedicarme a desmontar las mentiras que están echando los medios de comunicación, soñar con las ideas que se proponen o simplemente hacerlo todo... pero creo que me voy a dedicar simplemente a hablar de todo en general, sin profundizar demasiado en ello.

Cuando un sistema democrático empieza a actuar por si solo es cuando te das cuenta de que realmente tiene de democracia más bien poco. Si un gobierno es capaz de aprobar una ley que no es apoyada por el pueblo es porque ese gobierno no te representa... y esto es lo que ha sucedido en España.

Para empezar os voy a contar mi experiencia de la #Spanishrevolution. Desde hace meses conozco el movimiento del 15-M y lo apoyo, he pasado eventos por tuenti, facebook y he comentado mil veces al respecto en twitter, tenía unas ganas increibles de que llegase el día en cuestión... sin saber que me perdería la manifestación por culpa de los examenes. Por suerte no todo acabó ahí, las acampadas se sucedieron en toda españa desde que la noche del Domingo-Lunes echaron de la puerta del sol a los manifestantes. Entonces vi el cielo abierto, no paraba de ver como en Granada el movimiento se iba haciendo grande, además de que el primer día sufrieron un desalojo, lo que potenció la acampada. El primer día fueron 50, el segundo 400 y al tercero ya no sabían cuantos eran. Me he tirado toda la semana esperando que llegase el fin de semana para poder palpar con mis propias manos la #SpanishRevolution... y es mejor de lo que esperaba.

Por encima de lo que quieran pintar los medios, la revolución (al menos aquí en Granada) no está apoyada solo por "Perroflautas", jóvenes y gente de extrema izquierda, yo mismo hasta hace poco habría votado al PP de poder votar. El movimiento no está formado por jóvenes solo, ni solo por "perroflautas". En el video que dejo abajo está el discurso (Bueno, un pequeñísimo fragmento) de una mujer de 70 años con Parkinson que se ha acercado a la manifestación para darnos su apoyo.



Las propuestas no son la III República, ni de broma. Queremos una democracia en la que los partidos políticos no tomen decisiones sino que las apliquen, que las decisiones las tomemos nosotros. Esto era impensable en los comienzos de la democracia, pero en la actualidad tenemos los medios, como bien propone el Partido de internet. Mediante el DNI electronico y un lector de este se podrían votar todas las medidas que se lleven al congreso de los diputados, de forma voluntaria y eficaz... utópico, ¿verdad? Lo mismo pensaban los que participaron en la revolución francesa.

Dentro de la manifestación están divididos en comités, todos muy estructurados. A la hora de hacer una Asamblea hay diferentes gestos que se deben conocer para participar en esta, por lo que las decisiones se toman de forma democrática, por votación a mano alzada. Cuando no hay asamblea, se llevan a cabo todo tipo de actividades: recitales de poesía, trucos de mágia, etc... ¡Incluso tienen una guardería para los niños pequeños!

Sin duda, todo lo que pueda escribir aquí se quedará corto para definir lo que se siente en la revolución, por lo que mi consejo es: Sal a la calle y vivela tu mismo.

11 may. 2011

Celos

Ese malvado duendecillo que se cierne sobre tu oreja no es el ángel o el demonio de tu cerebro, se llama Celos, pero puedes llamarle duende verde.

Él es un amigo fiel, una vez lo conoces no te va a abandonar nunca. Cuando sientes por primera vez su punzada, amigo, estás ligado a él para toda la vida.

Causante de una enfermedad crónica, habita en el alma de todos aquellos seres que sienten algún aprecio por algo en concreto y tienen miedo a perderlo, ya sea un miedo real o miedo imaginario.

El miedo no siempre tiene por qué ser real, como he dicho antes. Puedes tener miedo a perder ese objeto o persona por cualquier cosa: Por otra persona, por la hora, por la estación... pero tal vez no tengan nada que ver.

Esa sensación molesta de sentir los celos está impresa en la mente de los enamorados, aunque en unos más que en otros. Los que son más celosos, hacen sufrir a sus parejas con sus paranóicos pensamientos, que en muchos casos se parecen poco o nada a la realidad, mientras que los menos celosos suelen padecer los celos de la otra persona... hasta que un día los sienten también.

El duendecillo verde, desde la antigüedad, ha acompañado al ser humano con consecuencias catastróficas, como guerras o asesinatos (Unos por celos reales, otros por celos no reales) y ha inspirado gran cantidad de libros, novelas de teatro, películas y todo tipo de obras artísticas, pero eso no le exhuma de sus crímenes.

Todo esto, no puedes comprenderlo si no lo has sentido y sí, mientras escribo esto lo siento... el ataque de celos más fuerte que he tenido en mi vida.

Lo curioso es que lo que temo perder ya lo he perdido así que... ¿Por qué?

Malditos celos irracionales.