2 oct. 2010

Mil llamadas

La canción que da titulo a esta entrada mas bien tiene poco que ver con lo que voy a contar, pero me importa también poco. Posiblemente me falten tildes, sobren comas, puntos y mil cosas mas, pero también me importa poco, ahora mismo nada me importa.

No ha sido un buen día. Nada que ver tiene el colegio, sigue como siempre, sin embargo, lo que te tiras esperando toda la semana, esa tarde de viernes en la que puedes quedar con tus amigos, pareja o lo que quieras hacer es lo que ha estado mal. Si contase la historia, esta entrada sería demasiado larga, por lo que no voy a dar detalles de lo acontecido, solamente dejemoslo en que ha estado mal y punto. Una tarde-noche que me ha enseñado muchas cosas y que preferiría no tener que haber sabido nunca. Y este es el hecho de que lo único que existen son tu familia y tus amigos, no hay otra cosa que se preocupe por tí, lleves 11 meses, lleves 20 o lleves 2, solo tus amigos y tu familia te van a apoyar y van a intentar no hacerte daño, que mas le da como te sientas a otra persona, por muy especial que tu creas que es.

Ahora mismo si que coincido contigo, el amor es una mierda.

La gente no esta dispuesta a ceder ni un palmo de tierra por nadie, y mas si eres tu el que está acostumbrado a ceder ese palmo. Para esa persona, no habituada al hecho de ceder, es un gran esfuerzo el simple hecho de pedir perdon cuando se equivoca o hace algo que molesta a otra persona, y lo entiendo perfectamente ¿Que mas da, si luego vas a venir tu y me vas a dar el doble de lo que yo debería darte?. Pero no, todo tiene un límite y yo no estoy dispuesto a ceder mas, hasta que me devuelvan lo que me han quitado, centímetro a centímetro, piedra por piedra.

Mi limite está en que, pese a estar mal, al arrastrarme por billonesima vez en un año me digas que mañana hablamos por que estás en el botellodromo con Alfredo... oh, que digo, si es que la cosa no queda ahí. El alcohol trae muy malas consecuencias, unas veces se llora y uno se desahoga, otras sirve para evadirse y otras veces sirve para no saber colgar el teléfono... y una vez que esto ocurre y por alguna casualidad del destino el que está al otro lado del teléfono escucha que se están riendo de él... eso es lo que viene a ser el límite.

Cierto es que ahora mismo, después de ver lo mucho que me amas, lo que te importo (después de "arrastrarte" obligándome a que vaya a pedirte perdón y de preocuparte tanto por como estaba y lo que estaba pasando) y todas esas cosas que me llevas diciendo 11 meses me doy cuenta de que tienes razón: El amor son solo mentiras. Lastima que no lo supiese antes para mentir yo primero.

Ahora sí, lo has conseguido, me has dejado una noche sin dormir. La verdad es que me importa poco el no dormir, lo que me importa un poco mas es el por qué estoy en este estado.

Gracias, podría haberme dado cuenta mas tarde de las cosas y posiblemente hubiese sido peor.

No hay comentarios: